¿Acaso hay que ir por sus cabezas?


Estamos viendo con mucho dolor lo que a mi país llamado Chile le sucede, en donde a quienes elegimos para que nos representaran mediante cargos políticos, solamente saben subirse los sueldos en forma grosera hasta llegar a cifras millonarias y -como si fuera poco- han acomodado a todos sus familiares y parientes con sueldos similares en puestos de trabajo estratégicos en los diferentes servicios del estado para asegurarse de que no existan personas ni sistemas que puedan controlarlos, encontrándonos con casos como el del General de Carabineros de Chile Mario Rozas (se rumorea primo de la actual primera dama), el del ex ministro del Interior y Seguridad Pública Andrés Chadwick (primo del presidente de la república) y así suma y sigue, porque los gobiernos anteriores han caído exactamente en lo mismo… La CLASE POLÍTICA (ya sea izquierda o derecha) no quieren compartir sus privilegios, no les interesa el bienestar de su pueblo y están dispuestos a entregarnos en calidad de esclavos a las grandes empresas a cambio de unas sucias monedas, no les interesa que nuestra INSTITUCIONALIDAD se esté cayendo a pedazos producto de que hoy nadie cree en los tres poderes de Estado. Lo anterior resulta razonable luego de que el Poder Judicial considerará que algunas personas formalizadas por haber robado miles de millones de pesos a todos los chilenos, debían pagar la condena mediante clases de ética; de que algunas leyes como la de pesca fuera hecha a la medida de una empresa privada; y finalmente de que quienes administran el país lo hagan siempre para beneficio de ellos mismos y de una cuantas empresas…. Y en fin, larga lista de hechos que todos sabemos y que poseen directa relación con el tan renombrado estallido social. Así las cosas, tú y yo, chilenos promedio, ¿cómo esperar que esto vaya a mejorar o cambiar si ninguno de los sistemas públicos que debiesen protegernos y defendernos funciona para nosotros por que quienes los dirigen poseen relaciones directas con la CLASE POLÍTICA y finalmente son estos últimos quienes los ponen ahí eligiéndolos para esos cargos?. Algunos protestaron primeramente en forma pacifica y no pasó nada, ahora llevamos cuatro meses quemando y destruyendo cosas y aún no pasa nada.

Algunas personas se quejan del vandalismo y la destrucción, pero yo les pregunto: ¿de qué otra forma podemos demostrar nuestro descontento y exigir justicia y dignidad para nosotros mismos? Nuestra CLASE POLÍTICA no acusa recibo de nada, todas las mesas de dialogo han fracasado, se han transgredido los derechos humanos hasta el cansancio y aún no pasa nada…. Entonces es cuando creo que debiésemos unirnos como pueblo y desconocer todo el sistema podrido que nos regula actualmente, y no con un fin anarquista, sino más bien con la idea de poner un gobierno provisorio que supervise y resguarde la construcción de un nuevo sistema para el Estado de Chile, y enjuicie sin sesgos ni coimas de por medio a todos quienes tanto daño nos han hecho y negado nuestra propia agua. Yo creo que el país tiene actualmente a personas y lideres que sin haber estudiado en Harvard y sin poseer grandes riquezas ni apellidos, tienen capacidades suficientes y conciencias limpias para poder hacerlo. ¿Y si nos organizamos los cerca de 17 millones chilenos, y todos quienes también sientan ser parte de nuestro país, en contra de los aproximadamente 150 ladrones y vamos por sus cabezas para que den un paso al costado por propia voluntad si verdaderamente aman su patria o se atengan a las consecuencias, y dejamos además viva la amenaza de que quién se atreva a traicionar a su patria nuevamente correrá con la misma suerte….?.



La Revolución Francesa, puede darse a la Chilena, no se sientan tan intocables.


Columna de Opinión de @Evil-Lyn

146 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube