El narcisismo y la egolatría de Piñera

Actualizado: abr 5


Una clara explicación de la razón que llevó al Presidente de Chile a tomarse una fotografía en Plaza Dignidad.


El narcisismo es un desorden de la personalidad que consiste en un exagerado amor y admiración por sí mismo y es considerado un trastorno psicológico, ya que este tipo de personas creen ser superiores que las demás. Asumen que tienen dotes o cualidades que los convierten en personas especiales. De allí su preocupación constante y obsesiva por demostrarlo a los demás. Los narcisistas son ególatras, por eso siempre quieren ser el centro de atención y no hacen más que hablar de sí mismos. Necesitan atención constante, pues tienen una autoestima baja. Lo anterior explica claramente la conducta desequilibrada que llevó a Piñera a fotografiarse en Plaza Dignidad como una falsa prueba en su mente fantasiosa, de presentarse ante el mundo como el vencedor del conflicto social. Capaz de reírse de todos por " suponer" tener cualidades "superiores", sin poder empatizar en lo más mínimo con el sentido o las causas reclamadas por el pueblo. Al parecer, para él todo se traduce en un juego de lucha de poderes. El hecho que comento deja de manifiesto que nuestro Presidente, al igual que toda la clase política, no sabe ni logra comprender que la verdadera política es una actividad noble y legítima que forma parte de la filosofía y su actividad consiste en buscar el bien común. Solo los mejores deben ser servidores públicos. Los mejores en contener y expresar con el ejemplo las virtudes y valores como la honestidad, y practicar la probidad tanto en la vida pública como privada. Platón, Aristóteles, Lao-Tse, Confucio y otros sabios de todos los tiempos hablan de la política como una ciencia altruista, lo cual es cierto. Sin embargo, hoy en día la verdadera política es un fenómeno poco frecuente. Lo que vemos en su lugar son meras campañas electorales, propaganda falsa financiada con grandes fortunas, y malversación del dinero público y la búsqueda incansable del poder en el máximo sentido del puro egoísmo . El siglo XXI es el momento adecuado para rescatar de la falsedad a la política y traerla de vuelta al territorio de la buena voluntad y de la justicia, que es adonde realmente pertenece.


@Evil-Lin


190 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube