¿Desde cuando los políticos se volvieron creíbles?


Me atrevo a decir que la famosa Pandemia en Chile y América Latina tiene doble realidad. Una, es la que informan los servicios públicos, y otra la que dan a conocer los políticos y medios de comunicación pertenecientes a grupos económicos. ¿Desde cuando los políticos en Chile y en Latino américa se han caracterizado por ser honestos y sinceros como para creerles todo lo que digan, en especial, en momentos de crisis? En este sentido, resulta razonable pensar que podría esta crisis (como tantas otras) estar siendo utilizada por gobiernos corruptos para sembrar una cortina de humo contra el levantamiento de sus pueblos, y por qué no decirlo, de paso respaldar el gran "error" que pudieron haber cometido los gobiernos de EE.UU e Israel en Europa, con países que se estaban desalineando. Un dólar disparado; los fondos de pensión desapareciendo; psicosis colectiva, gracias a los medios de comunicación que son clientes de farmacéuticas y grandes holding, forman un ambiente propicio para que las grandes empresas sigan saqueándonos sistema, mientras las mineras continúan trabajando y la agro industria que todo lo seca, también. En el ámbito internacional, mirando de re ojo a la zona cero que sería Europa y China, es posible que el gobierno de Italia estuviese convirtiéndose en un gran aliado comercial de quienes gobiernan Rusia y el “Dragón Asiático”, para levantar la nueva ruta de la seda, y qué mejor, castigarlos con la propagación de un virus, lo que no resulta descabellado de pensar. Además, Irán, el gran enemigo de Israel y del propio EE.UU ha sido uno los primeros afectados. 30 mil soldados desplegados en Europa hacen temer lo peor, y el silencio cómplice del país manejado por los banqueros que secuestró a Palestina, lo delata sin querer. ¿Qué mejor manera de desviar el foco, que sembrar el pánico en el resto de países que estamos fuera de todo ésto para engañarnos y que no nos demos cuenta del comienzo de esta guerra, y el uso de armas biológicas en contra de CHINA, IRAN E ITALIA?. Volviendo a nuestro país, puedo decir que tengo la sensación de que el famoso virus acá en Chile está siendo utilizado de forma distinta, para someternos aún más a la deuda bancaria, mediante préstamos e intereses por no pago. Muchas personas dominadas por el sistema del miedo repiten, de forma automática, la frase popularizada "Espérate el Invierno", como si en nuestro país esto no ocurriera nunca. No nos olvidemos del Hospital San José que el año pasado colapsó debido a las enfermedades respiratorias y por su mala infraestructura. La desinformación también ayuda mucho a este ambiente tenso, ya que la gran mayoría de los chilenos ignoramos que cada año mueren en nuestro país cerca de 10.000 personas por enfermedades respiratorias. Vuelvo a insistir, si el tema en Chile fuera tan grave con respecto a este famoso virus, COVID-19, las medidas hubiesen sido otras y muchísimo más fuertes, pero no, fueron aplicadas como jugando, y para que de a poco nos fuésemos acostumbrando a no reclamar. El mejor ejemplo lo da el gobierno de México con López Obrador, que no ha hecho caer a su país en esta psicosis y ha sabido llamar a la calma. Esta crisis ha dejado en evidencia, una vez más, la incompetencia de quienes administran el Estado y lo mal organizado que está y, en especial, gobernados por políticos con evidentes carencias de vocación de servicio público (más preocupados de cuidar el negocio de algunos sectores privados, como salud y educación) y faltos de competencias (conocimiento de las materias en las que deberían ser expertos). ¿Tenemos un Presidente con vocación de servicio público y con las competencias necesarias para formar y liderar proyectos orientados al beneficio de la patria? o, ¿es un político (como tantos) que simula ser pro activo en lo social y disimula no tener intereses en hacer negocios por medio de la política?

Los Estados Nacionales, se han convertido en la base de los negocios de unos pocos grupos económicos ¿por qué?, porque tanto el poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, e incluso militar, son los que crean las leyes y las condiciones para que estos grupos controlen y manejen materias sociales, económicas y ambientales a su antojo y conveniencia, dejando a la sociedad sin ningún mecanismo de defensa y que, en su conjunto, debe aceptar como reglas legitimas porque la ley dice (¿Pero toda ley es validad y legitima si solo favorece a esos pocos que persiguen el tener y más dinero? ¿Acaso las clases de ÉTICA, como condena sancionatoria en los casos de fraude al Fisco, no son un hecho claro de injusticia? Las AFP, poseen un modelo orientado a financiar a grupos económicos y no tienen por objeto, como deberían, de asegurar pensiones que permitan llevar una vida digna a los chilenos al momento de su jubilación. Ni hablar de todos los casos y hechos que demuestran la vulneración y violación que han afectado al medio ambiente, en pos del desarrollo económico, pero sólo de unos pocos. La sensación que queda es que el Estado de Chile, al final del día, sólo trabaja para los grupos económicos nacionales y extranjeros. Compatriotas... El Coronavirus existe, pero también existe la maldad de quienes tras un escritorio hacen cálculos egoístas, sacando provecho sólo para ellos mismos, tratando al mismo tiempo de hacernos creer que hay interés y preocupación por cada uno de nosotros y que están trabajando para hacer de Chile un país mejor, pero, finalmente, la última línea dirá que los amigos nacionales e internacionales del Presidente serán, económicamente, los únicos y grandes beneficiados. Pero sepan bien que no todos seremos un rebaño manso, y si quienes nos dirigen no fueron capaces de mostrar empatía y dejar su egoísmo de lado en momentos tan críticos, entonces volveremos a las calles y será aún más duro para Sebastián Piñera, sus nefastos Ministros, y todos quienes vendieron su honor y la confianza que el pueblo les dio, por unos cuantos pesos. Lamentablemente el gobierno y nuestra "clase política" está apagando el fuego con bencina. CHILE DESPERTÓ!!!

www.chiledigno.cl

99 vistas
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube